Indecision, ¿Leer Cuento o Novela?

Entre el cuento y la novela hay diferencias más graves que la extensión, dos géneros literarios que persiguen el mismo fin pero con diferentes métodos; a la manera de dos cazadores buscando matar el mismo pájaro con diferentes armas. Ambos buscan eso si la proyección de una historia, no así la poesía cuyo fin último es la trasmisión de la expresión y el teatro cuyo centro es el desarrollo del drama de género humano, la narrativa es la construcción de un suceso o una serie de sucesos.

Decía Cortázar-quien no perdía ocasión de hacer metáforas relacionadas al boxeo-  que el cuento ganaba el round por Knockout, mientras que la novela ganaba por puntos. En otras palabras, un cuento es bueno por aquel final inesperado, por el desemboque de su trama de manera espectacular y por su capacidad de dejar suspendida la mente del lector. La Novela en cambio es excelsa cuando la suma de todos sus pasajes y personajes se mantuvo siempre excelsa y sobria.

No pienso diferir largamente entre las diferencias entre un género u otro si no que referiré de manera muy personal las conclusiones que he generado en mi tiempo como lector en lo que respecta si es igual leer un cuento que una novela. Entre los que acostumbramos a tener bibliotecas con varios libros adelantes aun no leídos siempre nos cernirá la duda sobre que leer, no solo el autor y la calidad cuentan, debemos programar nuestra lectura diaria con el resto de los que aceres. ¿Qué conviene más entonces, cuento o novela?

  1. Tiempo de lectura.

Generalmente y aunque parezca un dato engañoso entre leer un libro de cuentos y leer una novela de la misma extensión el libro de cuentos a pesar de contar con la ventaja de que sus unidades son por lo general más cortas leerlo y esto facilita lecturas rápidas entre momentos del día la verdad es que leer la totalidad del libro de cuentos costaría más tiempo. ¿Cómo es posible si al estar dividido en células independientes su lectura sea más lenta? Simple, cada cuento por más corto que sea tratara un tema diferente o abordara el mismo tema de los otros cuentos de manera diferida, por lo tanto entre cuento y cuento hay una especie de “digestión” donde el lector se toma un rato para meditar lo leído y emitir su juicio temprano.

No así en la novela donde el lector no tendrá necesidad de hacer pausas entre capitulo pues están dispuestos de manera subsiguiente en el libro, lo que hace que la novela se lea de corrido, ya que cada capítulo anima a leer el siguiente. La lectura en un libro de cuentos es constantemente interrumpida entre cada transición, debe ser así para poder disfrutar el cuento en su totalidad. No es que la novela prescinda de la meditación y la crítica, si no que esta ocurre al final, y ya que el final es la suma de los capítulos probablemente esta meditación sea más larga que la de un cuento.

  1. El esfuerzo necesario.

La dificultad del texto no tiene nada que ver con su extensión. Ahora, es lógico pensar que mientras más largo mayor es la cantidad de esfuerzo empleado. Los cuentos por lo general componen un pequeño orbe de sucesos y personajes fáciles de sostener en la brevedad de un momento, el hecho se va desarrollando mediante los personajes y por ellos en esto no cabe mayor profundidad. La novela máquina de manera diferente, los personajes van desarrollando el hecho, y por ello los personajes cobran peso e identidad; mientras mayor sea el número de personajes mayor es el esfuerzo nemotécnico, ¿A quién leyendo a Tolstoi no se le ha confundido uno que otro nombre o apellido?, ¿Cómo sería pecado no volver página atrás para recapitular en una novela de más de mil quinientas páginas como Los Miserables?.

Además si partimos que en generalidades hay más que analizar en un personaje que en un hecho, y sabiendo que el cuento se centra en el hecho y que la complejidad de la relación entre personajes es directamente proporcional a su número, tenemos que en líneas comunes la novela debería requerir mayor atención y esfuerzo, y en los casos en que su extensión sea monstruosa incluso puede llegar a requerir anotaciones y fichas de los personajes y tiempos.

  1. La Comodidad.

En este apartado es indiscutible ganador el cuento. Hay novelas cortas que pueden ser leídas de una sola sentada o dos, novelas que pueden agotar su texto en semanas, pero hay otras cuya lectura es tan profunda y rotunda que tendremos que hacer un horario para poder leerlas y valernos como dijimos anteriormente de copiosas anotaciones y consultas, ¿no recuerdan esa edición de cien años de soledad que traía el árbol genealógico de los Buendía?,¿o esos incunables de Guerra y paz que tras el índice traían líneas de tiempo prestas para ser consultadas?. También cabria en ponderación la cantidad de contenido en la cual se subdividen los capítulos, en casos como El amor en los tiempos del cólera o la Guerra del fin del mundo cuyos capítulos no son de menos de setenta paginas da miedo siquiera inmiscuirse en el primero, claro que los hay casos contrarios en la que división de capítulos es lacónica y por ello quizás se facilite inmensamente su lectura.

El cuento es una bala al suelo, uno cuenta las paginas hace un cálculo rápido y ya sabe cuándo terminara sin mayor pretensión, no hay que planificar cuento se leerá porque está contenido en un uno en un todo, una sola unidad. el cuento puede colarse entre el descanso del trabajo a mediodía o en el receso largo del horario de la universidad, mientras más corto sean mayor será la rapidez y ojo que la brevedad no siempre tiende a la simplicidad. ¿Quieres leer un poco cada día?, carga una buena selección de cuentos en tu mochila, ¡no se sabe cuándo pueda presentarse la ocasión!

  1. Abordar un nuevo Autor.

Uno lee por pura referencia, un autor señala a otro, una novela un cuento, un cuento a una novela, o un ensayo que elogie con elaborada prosa a un Autor en específico mientras que con mucha más perfidia de lo usual depaupera a otros que no son de su agrado, una recomendación de un extraño que no puede resistir un comentario al vernos ojear la librería, las coordinadas de un libro que nos recomienda el librero o simplemente un amigo que nos asegura <<tienes que leer esto>> diciéndonos por supuesto que nos va a encantar y quien sabe que embelecos mas. Y en fin, uno siempre se interesa por una referencia, por eso un buen lector conoce más libros de los que ha leído y uno muy malo lee todo lo que se le pone en frente.

Cuando uno va abordar un nuevo autor siempre hay un encontronazo entre las dudas y las expectativas, así que de una manera u otra y más cuando nos mandan nuestros colegas a leer libros que se separan en grandes tomos uno teme naturalmente al autor que desconoce, y quiere por lo tanto explorar algo de terreno. Y por ello el cuento vuelve como ganador, un cuento nos permite echar un vistazo al estilo de determinado autor y también a decidirnos si nos gusta lo suficiente para ir descubriendo sus obras capitales, o simplemente leer más cuentos suyos. Indiscutiblemente un buen cuento funciona como un mapa del tesoro a lo recóndito de la mente de un autor.

  1. cuestión de preferencias.

<<a quien le gustan los cuentos, escribe cuentos. A quien le gustan las novelas, escribe novelas>> señala así Augusto Monterroso, y ciertamente no es comentario equivoco, hay grandes autores que se dedicaron exclusivamente al cuento como es el caso del Maestro Borges, otros que se concentraron nada más en la Novela como el incomparable Dostoievski y hubo por su puesto posiciones eclécticas de quienes triunfaron en los dos ámbitos. De cualquier manera, cuento o novela, según el tiempo, la comodidad, o la simple gana del lector, creemos que mientras se está leyendo, se disfruta.

Así que cuento o Novela serán siempre elección personal, ¿prefieres entablar largos diálogos con las grandes mentes del pasado?, ¿o solo tienes tiempo para un argumento lapidario e increíble?.

 

 

vladimir kush ,”Diary of Discoveries”. 24 X 42. Moscu, 1965.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s