El Triste Papel del Rebelde en la historia.

Marx se equivocaba cuando decía que después de una sucesiva revolución sería posible la utopía comunista perpetuamente satisfecha en si misma, en ese sentido el alemán fue bastante ingenuo. Marx creía y consideraba el metodo de su fin en la dialéctica Hegeliana; salvo que el tiempo condecoro con mas certeza  las intricadas palabras de Hegel sobre la prosa social de marx. la dilaectica Hegeliana no tiene fin : se basa en una la tesis y una antítesis que mientras eran empleadas una contra otras en una inacabable pugna iban refinando sus argumentos( es la lógica de los contrarios de Heraclito). la dialéctica, esa incesante lucha, es la cadena lógica de la historia donde en la mayoría de los casos el argumento con más sentido termina predominando, en eso tenía también parcialmente la razón.

La utopía es por lo demás imposible, lo que sí es imposible es el rebelde- la base de la dialéctica, la oposición-, el rebelde debe creer necesariamente que su fin es la utopía, de otra manera no lucharía con igual fuerza y la tenacidad de la Tesis o Antítesis que proponga no estaría razonada con esa indudable fuerza que es la creencia. El rebelde debe creer que puede cambiar la estructura del sistema, aunque la totalidad del sistema sea más compleja que la rebeldía de la mayoría de los hombres ; las verdaderas revoluciones, los cambios historiográficos verdaderamente significativos fueron parciales aun con todo lo radicales que pudieron haber parecido. La institución siempre tendrá una ventaja sobre el rebelde, la institución es generalmente un dinosaurio, viene trajinada por costumbres y tradiciones de siglos y el hecho de estar equivocada no la contraria para nada, es la responsabilidad del rebelde demostrar que la institución es errónea.

Pero el radicalismo en el cual puede valerse el rebelde para desmoronar la institución y remplazarla no le sirve una vez alcanzado el objetivo para poder mantenerse; el rebelde que ahora ocupa el puesto de la institución y para prevalecer en el puesto debe usar las medidas a las que anteriormente se opuso, y el rebelde termina infinitamente en la posición de ser una parodia de sí mismo, de haber formulado su propia antítesis. En la revolución de octubre cayeron los Zares, pero los comunistas conservaron el absolutismo contra el que tanto pregonaron su enorme lista de represiones e injusticias, y cometieron paralelas represiones e injusticias. Así mismo la monarquía romana solo cambio el nombre de un título monárquico a uno de Cesar Imperator que poseía la misma condición monárquica tras una mascara compuesta por administradores de justicias y pretores que rendían cuentas al mismo emperador mas que a su pueblo, Bruto asesino a Cesar para conservar la república; la república no era tal si no que Bruto encarno al hombre rebelde y cumplió un papel que creyó corresponderle, remplazo una tiranía por otra, y en el peor de los casos volvió la tiranía más efectiva al demostrarle sus errores pasados.

El hombre rebelde se vale del odio para derrumbar un sistema que lo margino; ese mismo odio que el sistema usa para marginarlo. El hombre rebelde lucha contra la intolerancia; pero sus armas son intolerancia contra el sistema al que requiere necesariamente para logar derrumbarlo. La pugna eterna e histórica es una maroma repetitiva en todos los ámbitos, Dios destierra al príncipe de la Luz, el príncipe de la luz se torna su enemigo: Ahura Mazda pugna contra Ahriman : los Barbaros colaboran con la caída de imperios que no por ser más civilizados eran menos salvajes que ellos. El hombre rebelde es una institución ; es un ente necesario para que la sociedad se auto cuestione, para que ella se vaya subsanando sus errores porque tarde o temprano la tesis más lógica siempre triunfara, ¿no son esos mil años de oscurantismo quebrados por la revolución francesa quien nos demuestra que el ser humano es necesariamente lógico?

El hombre Rebelde es necesario, la utopía es necesaria, pero ninguno de los dos son el ente absoluto ni el fin perfecto, son simplemente componentes de la historia. De una manera u otra el hombre rebelde se opone siempre a un poder superior, pero ese poder superior era anteriormente un hombre rebelde. La rebeldía es una especie de juventud humana, un ímpetu necesario pero no perpetuo.

El hombre rebelde es pervertido por su imposibilidad de mantener una tesis totalmente innovadora, debe en cambio adaptar su ideal a la medida de lo posible y así se da cuenta que la institución que ataco, escupió y denigro tenía razón para comportarse así, hay una mejora o un empeoramiento, pero en líneas generales el establishment conserva la mayoría de los aspectos. Bolívar hizo una guerra civil contra unos tiranos para que al final el fuera un tirano con mucho mas poderío, seguidores y territorio. ¿No es la democracia una manera no violenta de seguir desarrollando la dialéctica que en otrora se servía de la fuerza?, la democracia es simplemente la legalización del hombre rebelde, la oportunidad maximizada de que el sistema sea desafiado para su posterior mejoría. El hombre rebelde amparado por la democracia cree y vende la utopía que representa su tesis, si su tesis es mejor en el momento circunstancial, entonces el hombre rebelde se vuelve institución y comienza la espera de los hombres comunes, esperando silenciosamente el llamado a sumarse en las filas del hombre rebelde.

El hombre Rebelde es en resumen, un mal necesario. Un papel absurdo que aceptaron los hombres en la historia cuyo valor iba más allá de la comodidad del seguimiento de las órdenes.

Solo el hombre rebelde que no participe en su propia utopía, aquel que no alcance el dominio quedara exento de la terrible rueda de la historia como la más alta gama de seres que alguna vez habitaron la tierra, su renuncia al poder los hizo absolutos. Solo conozco unos pocos y en ellos hago este homenaje; Jesús, Trotsky, Buda, Gandhi, personajes que en diversos ámbitos lograron siempre mantener sus tesis intactas y supieron mantenerse alejados de la maldicion que azota al hombre rebelde.

Su renuncia al poder fue la verdadera rebeldía, aquel que cuente entre sus armas esta renuncia poseerá el don de ser perdonado por la historia, será recompensado eternamente. el que no, pues sufrirá la devastación de otra rebeldía que nacerá para contrariarlo.Definitivamente la conclusión de Hegel es suprema, la naturaleza del hombre esta condenado a la eterna lucha sin que esta desemboque realmente en un fin determinado.

-L.R.M.M.

 

 

 

“La caída de los ángeles rebeldes”.Óleo sobre tabla,117 cm × 162 cm. Pieter Brueghel el Viejo, realizado en 1562.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s