Poema collectivo. #1,Cuando llegue de mi ancha hondonada.

Un cadáver exquisito es un tipo muy particular de arte, donde personas casi elegidas de manera azarosa van colaborando multitudinariamente. en la poesía lo han practicado Neruda y Lorca y también por los surrealistas franceses. quizás el resultado que arrojo el primero de nuestros poemas colectivos sea mas cercano a lo que buscaron los surrealistas, una sucesión de imágenes dispares pero encadenadas por una temática.

10 personas fueron agregando versos mientras el poema giraba y giraba, las respuestas de los participantes fueron rápidas, lapidarias, como si estuviesen totalmente seguros de que cualquier otro verso cifrado hubiera sido incorrecto y nos ha gustado esa actitud. decididamente es el iniciador del verso quien controla el tema, los versos del medio forman el corpus y el verso final es un resumen de si mismo. ¿nuestro resultado?, júzguenlo ustedes mismos, ¿es coherente?, ¿logra mantener la unidad temática?, ¿se nota mucho la diferencia entre los estilos? ¿es radical la diferencia entre sus numerosos recursos literarios?. A nosotros en particular nos ha parecido genial.

 

 

Cuando llegue de mi ancha hondonada

Vi un viejo mirarme directo a los ojos.

Entonces contemple el alba naranja

Y me vi muerto.

Atisbé en su mirada un retazo de orgullo, referencia a mi muerte

Un pálido dolor indecoroso. Que me hace dudar.

El miedo no tardó en llegar,

Pues había caído él en mi trampa.

Lo observe estaba levitando frente a mi

Una sombra potente

Pero bastante extraña.

Me dijo <<la mar no tiene a donde ir>>

Le pregunte <<¿a dónde van las almas de los náufragos?>>

Es simple, van a lo hondo de sus pesares,

Remolinos espumosos de recuerdos, el relámpago fulminante

Siempre vuelve a coser el hilo de los sesos burbujeantes

Los primeros gritos de los fetos, sobre el azul encendido…

Donde el alma se empapa con la espuma salina

Y el temporal nunca termina.

<<Estas divagando>> sentencie bobamente

<<Deja de increparme, mi historia nunca termina>> me dijo el viejo, vanamente…

¿Pertenece su historia a la eternidad de los desdichados?

Exclamé sin símbolo alguno de pudor.

Y que he de mi si paso, y que de mi si una vez me llegue a escuchar

Me doy cuenta,

Nos vi muertos, al momento del alba naranja, y la mar dibujando nuestras formas.

 

 

 

 

 

 

Claude Monet: “La costa salvaje de Belle-Ile” (1886) -Paris, Musée d’Orsay
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Me ha encantado este carpaccio. Lo probaré fijo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s