14 Recomendaciones de Moya, Mis libros predilectos en el 2016. Parte II

Seguimos con las recomendaciones con los siete títulos faltantes, anexo al final del articulo enlace de la entrada anterior.

La Insoportable Levedad del Ser, Milán Kundera.

¿Con ese título tan perfecto quien no querría leer esta maravillosa novela checa?. Justamente hablaba con un amigo editor de El Entierro Marino sobre esta maravillosamente sobria pieza. ¿La conclusión a la que llegamos? Nunca antes se introdujo una idea tan compleja por medio de personajes y situaciones tan simples, casi cotidianas. De alguna manera toma esa idea de el extranjero y la amplifica enormemente para expresar no una idea filosófica, sino una serie de teoremas filosóficos y sobre toda esa Insoportable Levedad que trágicamente goza el Ser. Un marido infiel, una mesonera y un perro parecen ser arquetipos simples; pero no son ellos quienes se dotan de complejidad, es el narrador quien abusa de sus personajes al psicoanalizarlos durante toda la novela para así finalmente desnudarnos, desmembrarlos y despedazarlos ante el ávido lector. Dos cosas pueden pasar, o te sientes patético como los personajes de su obra, sujetos a una horrible levedad o simplemente esta novela no es para ti.

Ana Karenina, León Tolstoi

Mil páginas siempre dan miedo, después de un montón de ojeras e ineficiencia laboral demostré al género humano que se puede leer una novela Rusa en cinco días. Que se puede decir de esto, hay una esposa infiel, muchas princesas, un granjero escéptico que termina en católico  inexplicablemente, largos debates sobre el Ser, el marxismo, la religión católica, el comportamiento de un caballero, el anarquismo, la infidelidad y la moral. Es este último tópico el más general, el más poderoso en la obra; la obra no es solo la novela más fiel a la humanidad del Ser leída por su anfitrión si no también la más ambiciosa lección moral y explicación filosófica otra vez contada desde la perspectiva de personajes comunes.

Muchos personajes, muchísimas situaciones, una habilidad increíble para crear drama y otra habilidad aún más maravillosa para retratar la Raza humana, sus problemas, virtudes y defectos. Un tren que definitivamente no puedes dejar partir, este clásico es en mi opinión un clásico definitivo, un libro irreseñable pues son sus extraordinarios personajes quienes la hacen incomparable.

 

Sandman (#1 al #75), Neil Gaiman.

No soy lector común de novelas gráficas, pero a partir de este año, a partir de Sandman decidí darles oportunidad. No es sencillo explicar esta obra, tanto porque no solo depende de las palabras si no de diez maravillosos ilustradores que a lo largo de sus páginas y siempre de manera diferente nos muestran los espectaculares escenarios de ensueño y los míticos personajes de Sandman. Ese adjetivo, mítico, es su adjetivo exacto ; hablamos de una convergencia de dioses nórdicos, ángeles, demonios y criaturas shakesperianas las que intervienen en su trama, para que quede aún más claro el protagonista es nada más y nada menos que la representación de esa entidad abstracta que es el sueño, sus hermanos son el delirio, la muerte, la destrucción, el destino, el ansia y el deseo ; quizás la familia más carismática que yo conozca pues cada uno tiene una personalidad totalmente única y concordante con la entidad que representan, después de setenta y cinco entregas uno termina francamente conectado.

Se divide en diez tomos, cada uno en gran medida independiente sin perder nunca un carácter ciertamente progresivo, sus arcos argumentales son genialidades y especial mención en este apartado al libro uno “preludio” y al libro cuatro “estación de nieblas” por ser mis arcos argumentales favoritos, aunque ciertamente todos poseen una innegable calidad. También travestis, maniacos, brujas y mendigos entrecruzan sus vidas con el príncipe del sueño haciendo un increíblemente culto sistema de referencias, por ejemplo lucifer mismo en el libro cuatro recita irónicamente a Milton cuando dice “prefiero gobernar el infierno que servir en el cielo”, ah y hablando de poetas ciegos : destino, el más viejo y sabio de los hermanos es un anciano ciego que carga un libro enorme encadenado a su brazo y que habita un reino llamado “ el jardín de los senderos que se bifurcan,¿ les suena?. Quien dijo que los comics eran cosa de niños se equivocó con Sandman, con su trama adulta, con sus temáticas serias, con su humor absurdo, con sus referencias serias.

La Colmena, Camilo José Cela

Casi trecientos personajes entre imaginarios la mayor parte e históricos. Apenas poco más de trecientas páginas. Puede que suene como algo poco viable, como una extravagancia como esas que a veces cometen los escritores tan solo para ser artífice de un libro innovador pero poco funcional, pero este no es el caso. ¿Cómo lo hizo?, un retrato de una  Madrid próxima a la dictadura franquista, tres centenas de personajes que aparecen y reaparecen contando cada uno un fragmento mínimo de historia que en la cabeza se va comportando como un enorme rompecabezas del paisaje a veces triste a veces alegre de la capital española. ¿Cuál colmena?, ninguna, no son terminas ni abejas, son la gente que como colmenas van comportando mientras sus acciones se suman, se mezclan y se pierden en un gran panal, en este caso una enorme ciudad repleta de soledades. El hombre lo logra, logra hacer una novela entretenida, única y sin paragón, no pierde mucho en el intento pues hay personajes que indudablemente resaltan por su gran personalidad, aun entre tantos hay un tanto que sigue resaltando pero que son tan contribuyentes de esas miles de historias que se van tejiendo para enredar al lector, quien por cierto necesita una memoria bestial para poder incursionar en este novela. Si usted no la tiene, no la lea aun y espere a tenerla, no vaya a ser que se vaya a morir sin esta experiencia única de la literatura.

Pim Pam Pum, Alejandro rebolledo.

Y hablando de cosa insólitas. ¿No hablábamos de eso? No importa, ahora sí, porque esto es insólito. Empecemos : una reportera tetona y de cara fea, un drogadicto más indiferente que los personajes de Camus, una parva de malandros, un locutor egocéntrico, un detective policial que cree en la teoría del caos, un sádico paralitico que se la pasa todo el día en internet, un dueño de un periódico y la historia del secuestro de su hija accidentalmente. Una historia desenfrenada, mal contada, con giros innecesarios, perspectivas narrativas extrañas, drogas, alcohol, sexo, secuestro son las cosas que viven esta pila de marginados caraqueños de la década de los ochenta. En definitiva Alejandro Rebolledo no sabe varias cosas, no sabe ordenar propiedades en su novela, no sabe narrar, y no sabía que esa locura que cometió podría ser tan interesante y divertida. No todo es malo, de hecho si está aquí donde esta es porque es realmente memorable; nadie como el ah emulado el lenguaje coloquial de la urbe, ni se ha atrevido a introducir personajes tan disparatados ni tampoco muchos se atrevieron a leer esto. No está por las calles, no está en las editoriales, no lo busques en librerías, hay una pésima versión por PDF rodando en internet donde la leí, si vale la pena no sé. Pero a mi particularmente me pareció totalmente único.

Poemas selectos, Rafael Cadenas.

Cuarenta años de carrera poética resumido en un libro genial, acaso una expresión mínima de se gran poeta intimista que es el Maestro Rafael Cadenas. Un poema humano, que se acerca a ti, que te interroga, que te hace sentir la vacuidad tanto como la plenitud. Es difícil reconocerle influencias directas, es demasiado único en su manera de decir, ha labrado un sistema poético en el cual ya entrado y descifrado es difícil volver a salir y más difícil no llevar ese pequeño sobresalto, como un clic que hace el cerebro cuando entiende lo que el autor cifro en las letras, Rafael Cadenas tiene en ese aspecto, muchísimo que decir. No soy quien para critica ni comparaciones, pero a mi ese estilo tan peculiar me recuerda al budismo Zen, a esa matriz de descubrimiento de verdades hondas pero simples, de pequeños lotos flotantes en un lago.

 

La muerte de Honorio, Miguel Otero Silva.

Libro poco valorado de este reconocido novelista.  Su argumento es sencillo y escalofriante, el testimonia excelentemente documentado de cinco hombres encerrados en la isla de Guasina, cárcel y campo de concentración del Gobierno de la dictadura Pérez Jiménez. Leerlo es fuerte, es crudo y denso, a veces incluso llega al asco porque las penurias de estos hombres que lucharon por la democracia es una vena siempre abierta, que siempre salpicara sangre. Un barbero, un militar, un doctor comunista, un secretario de partido y un periodista como no de AD son los cuatro infortunados sobre quien recae una trama sencilla pero ingeniosa, pequeña pero fuerte y sobre todo cruel. Hay demasiada denuncia en esta novela, quizás sea nuestro poco habito lector por quien solíamos decir <<vuelve Pérez Jiménez>>, no señor, que no vuelva que se quede en su tumba. Ah coño, y ¿ese tal Honorio? , léelo y descúbrelo, descubre la inmensa tragedia de su muerte.

 

entrada anterior : https://elentierromarino.wordpress.com/2017/01/06/14-recomendaciones-mis-libros-predilectos-en-el-201/

Séraphine Louis, pintura desconocida. pintura al aceite. 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s