14 Recomendaciones de Moya, mis libros predilectos en el 2016. Parte I

2016 ya se fue, un año no es más que una distancia de tiempo humana, sin embargo tan necesaria para enmarcar el progreso creciente del hombre, para darle rigor a la historia y cronología al arte. En ese lapso universal que es año suceden miles de eventos, gente muere, obras nacen, los países renuevan sus líderes, las guerras se vuelven aguerridas y a veces hay paz entre las naciones. ¿un año sorprendente?, por supuesto, como cada año que engloba lógicamente tantos y dispares eventos.

La subjetividad de este recuento es tan obvio como la subjetividad el propio tiempo, es una modesta recomendación a partir de lo que leí en ese año ya pasado. Hay cierta e inquietante diversidad, pero muchísimos títulos que recomiendo encarecidamente y que reseñare brevemente a ver si pudiera este articulo servir de aliciente para la lectura o relecturas de esos maravillosos libros con los que me tope, y que ahora pongo a su libre disposición.

Este año tuve la previsión de ir marcando fecha y títulos para llevar un control de lo leído, primero mostrare pues las estadísticas de las lecturas. Fueron 82 libros en total los que conforman mis lecturas del año 2016, entre los cuales se encuentran diversas novelas, cuentos, ensayos, poesía e historia principalmente. Significa que en promedio mis lecturas fueron de un libro y medio semanal ( 1.57 para ser exactos). Y casi siete libros por mes. Si se es comprensivo con la vida moderna del hombre que trabaja, estudia y se esparce libremente no resulta un mal promedio.

Sin embargo no son estos cálculos los que me motivan a compartir la información si no el contenido de los libros que hoy divulgare y que me traen excelentes recuerdos en el momento de haberlos leído. Hay cierta preponderancia en libros nacionales, en cierta parte porque son los que más merecen ser difundidos, y a quienes en el público internacional me gustaría despertar interés. Sin más proemios aquí están los laureados a lo largo del 2016

El Extranjero, Albert Camus.

Camus no es ni será nunca un autor desconocido. Lo que sí resulta ser es un autor controvertido. Su particular filosofía del hombre y el absurdo es magistralmente ejemplificada en esta novela de estilo directo pero de gran profundidad, de una manera inesperada y sutil Camus demuestra el campo de su teoría sobre el Ser, usa las escenas y sus personajes para definir esas ideas tan suyas que sin embargo hoy resultan universales.

Sus temas son la antipatía, el egoísmo y la peripateticidad del Hombre y la futilidad de su existencia. ¿Pueden creer que todo en todo este trayecto difícilmente consultaras un diccionario y podrías terminarlo proponiendo hacerlo en una sola sentada? Así lo hice yo, y así lo recomiendo encarecidamente. Más que una novela, un relato breve e impactante.

La Muerte de Artemio Cruz, Carlos Fuentes.

Tres líneas argumentales se unen para formar una novela sorprendente. Cuando crees que ya todo está escrito y te topas con genialidades como esta te vuelves a sorprender. Esas tres líneas argumentales no son historias paralelas sino el desgarrador testimonio de Artemio Cruz contado tres veces, cada uno con una faceta, una narrativa y una mística única. Artemio es en resumen lo que se tiene por estereotipo mejicano, revolucionario, malhablado, agresivo, misógino y machista. Representa pues una faceta oscura de un pasado agresivo en la historia de México, un estereotipo que no sobrevive en el mexicano si no tan solo en aquellas películas que tanto acostumbramos a ver. No por esto Artemio es un personaje cuadrado, todo lo contraria, su carácter polifacético sorprende el lector quien es guiado lentamente y de manera dispersa a completar el rostro verdadero de quien es el hombre que padece, el hombre que quiso haber sido y el despojo humano que fue.

Las Memorias de Altagracia, Salvador Garmendias.

Posiblemente no sea tan conocida como la dos anteriormente enumeradas, porque su autor fuera de nuestro país tiene escaso reconocimiento, quizás porque su estructura es muy simple y no recurre a la novedad se piense algo malo de esta novela. Error craso, esta “novela” o memorias son una experiencia única, no porque el paisaje se relacione íntimamente con el lector ni porque puye la vena del regionalismo, es la prosa increíble, la manera compleja de describir lo simple, la belleza de cómo se relata más que de lo relatado. Es una extraña cotidianidad que se ve potenciada como nunca antes y nunca después se podrá hacer como lo hizo la pluma de Garmendias. ¿Simple? Si. ¿Estructuralmente? Sencillo. ¿Su calificación? Entre la más arduas genialidades que puedan ser concedidas a la prosa, a un poco de humor y a unos personajes cuya excentricidad es demasiado realista.

El Bonche, Renato Rodriguez.

Otro escritor venezolano aún más desconocido, pero que comparte esa gloriosa fama de ser poseedor del premio nacional de literatura. ¿Quién es este Renato Rodriguez y porque deberías leerlo?, bien, lo pondré así, este hombre es el Henry Miller criollo, y aunque en norteamericano quizás aventaje solo un poco en su prosa en humor Renato lo aventaja y esta vez sí, por mucho. El libro llegado a mí por casualidad es una de las más raras extravagancias que he leído, y el objeto que más me hizo reír. Y es que ese humor esta entre lo fino y lo absurdo, ese enorme anecdotario que es el libro y que por pura comida lleva nombre de novela es un testimonio increíble de un verdadero Rolling Stone, un vagamundos enriquecido por la contracultura del mundo y que sin embargo este donde este se reconoce que este mismo Renato (protagonista obvio de su propio libro) es más Venezolano que comer Arepas de madrugada en Caracas. Un libro que debería ser universal.

Garabombo el Invisible, Manuel Scorza.

Desde esta lectura he buscado como loco los otros libros que entrecruzan la epopeya que Scorza urdió con sus novelas, parte denuncia y parte ficción. Un material resaltante de la épica latinoamericana, una novela que da orgullo de Ser americano. ¿Sus protagonistas?, un montón de indios que luchan por la propiedad de su tierra entre los que se encuentra el carismático Garambombo, ¿su trama?, la serie de dolorosas vicisitudes por la cual pasan nuestros protagonistas y la forma espectacularmente Homérica en que la resuelven. ¿y porque Invisible?, porque es literal y metafórico, a Garabombo que es líder de entre su pueblo solo lo pueden ver los suyos, los que poseen sangre mestiza, por ello es que tal vez no sea Garabombo el único invisible si no este y muchos otros pueblos indígenas que parecen fantasmas a la hora de exigir sus derechos, entonces uno no sabe si es de verdad invisible o es la indolente ignorancia del hombre blanco hacia el pueblo indio. De todas maneras es Garabombo quien en esa novela solo comparable con la heroicidad griega demuestra que no ser visto también tiene pequeñas ventajas.

Un hombre muerto a punta pies y otros relatos, Pablo Palacios.

Y hablando de extravagancias… esto. No puedo decir que recuerdo este libro, de hecho aún estoy un poco confundido. Ahora que intento memoria y no viene mucho a mi cabeza. ¿Entonces porque anotarlo entre lo mejor del año al lado de cuentos y novelas totalmente cabal y  memorables? Bien esta novela y especialmente me refiero a “un Hombre muerto a puntapiés” es un reto, no porque sea particularmente difícil si no porque es particularmente enloquecedor y desquiciado. Este ecuatoriano escribe con tanto estilo que es difícil pensar que este cuerdo, cabe decir que por cierto gran parte terminal de subida trascurrió precisamente en un sanatorio lo cual no le desmerita ser reconocido ampliamente por ser especialmente creativo, por hacer antesala a esa monstro de la literatura que sería Julio Cortázar y por poseer la originalidad de julio Garmendias quien le era más contemporáneo. No me malinterprete, este libro si tiene una línea argumental aunque es tenue y difusa, algo así como una proto-novela algo solo antes visto es el escritor Brasileño y obseso de la antropofagia Oswald Andrade, solo que en este caso logra por momentos escribir cosas tan alucinantes, tan explosivas, tan cautivadoras que… saben que. No sé qué decir, mejor léanlo.

La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón.

No he leído Harry Potter, tampoco juego de Tronos  y pensé que moriría sin haber leído jamás algo de este siglo, mucho menos un best Seller como se suele vender la Sombra del viento, quizas en parte es algo de mi esnobismo. Si no es porque un profesor me la recomienda probablemente nunca la hubiera leído y hubiera cojido polvo en el estante. Pero la Sombra del viento más allá de tener elementos que la hacen una novela comerciable y popular, personajes francamente carismáticos, situaciones cinematográficas y diálogos suaves y risueños ; todo ello lo ejecuta con perfección y lo combina con un trasfondo mucho más del Canon clásico de la literatura tales como una enorme densidad de profundidad entre personajes y un gran talento para contar la historias de manera cruzada y mediante numerosos flashbacks de los que a pesar de ser numerosos no se puede sentir que abusan de ellos. Un montón de historias y secretos thriller se van esclareciendo en cada página, es ciertamente una novela tensa que mantiene a el lector avizor en todo momento, todo gira a un misterioso y fracasado autor y a la búsqueda de el mismo y de sus libros cosa que desemboca de manera más o menos satisfactoria en un súper drama de venganza y dolor. Tiene un par de giros y un par de personajes magníficos, de frases memorables y que rebosan personalidad y en fin, son más las virtudes que los defectos: muchísimos más. Pocas obras me han mantenido tan entretenido, cada página es una pequeña adicción, quizás porque es dramática como las telenovelas, pero para ser sincero, le sale bastante bien.

Tree Of Paradise,1.95 m x 1.3 m. Pintura al aceite.  Séraphine Louis. 1920–1928.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s