Ray Bradbury, el hombre que llego a Marte. (Dos reseñas)

“La gente me pide que prediga el futuro, cuando todo lo que quiero hacer es prevenirlo. Mejor aún, construirlo”

 

¿Quién fue Ray Bradbury?

Ray Bradbury nació en Illinois datando de 1920, vivió en marte y recorrió el espacio con el artificio de su propia mente, no se puede decir que murió si no que su cuerpo expiro levemente pero que su pensamiento está más vigente que nunca, no es de extrañar, en la era moderna de cohetes y maquinas, de tecnología y exploración espacial, pero también de oscuridad, ignorancia e interrogante ciega.

Bradbury es un maestro moderno del cuento, y como todo buen cuentista tiene la facultad de impresionar en poco tiempo y espacio, con un lenguaje directo y sencillo. Cierto es que generalmente recurrir a un diccionario no sucederá frecuentemente con Bradbury, pero eso no nos importa pues es la maravilla de la imaginación la que es desplegada, no es solo un maestro moderno del cuento, es en realidad un maestro de la ficción, de los mundos nuevos, del terreno inexplorado, de los escenarios posibles y muy en el fondo de la propia moral Humana.

Muy raro es que un escritor de ciencia ficción sea tan antropológico, recorra la faceta humana tan bien pero en un balance donde la historia fantástica es quien predomina y el Ser es solo el viajante modesto de sus propias aventuras. Curioso es que Bradbury sea especialmente conocido por los dos libros que reseñaremos aquí hoy, pero lo que menos hizo el escritor fue detener la fecundidad de su imaginación; espejismos, marcianos, utopías, diseños increíbles, viajes temporales, no sonara muy nuevo, pero si piensas que ya has visto estos tópicos en multitud de ocasiones es tan solo porque Ray Bradbury volvió el pequeño rincón de su cabeza parte del imaginario universal y el patrimonio del Hombre. Hollywood se ha encargado de difundirlo, casi sin sospecharlo, debajo de la mesa.

El Junto a Asimov es quizás el escritor de ciencia ficción de más renombre, su diferencia radica en que Asimov es más científico y riguroso, mientras que el antes que un científico es un soñador y un poeta de las abstractas figuras celestes. Algo tienen en común el ruso y el americano, es que en ellos más que una demostración increíble de la ficción bien tramada se esconde una máxima moral de la ética digna de León Tolstoi.

Hoy además de la excelente caricatura de Fanny Rodriguez les traemos de parte de Ambos dos reseñas de sus libros más insignes, como menciono con anterioridad.

 

Crónicas Marcianas (1951)

¿Es crónicas Marcianas el mejor libro de cuentos de la ciencia ficción o una de las mejores Novelas que tiene la curiosidad de no repetir personajes y divergir en los hechos que cuenta?. Sea lo que sea que se decida considerar personalmente resulto una experiencia increíble, un libro que compre por casualidad hace años cuando aún no sabía quién era el tal Bradbury que lo escribía ni tampoco el tal Jorge Luis Borges que le hacía prólogo, lo he releído varia veces porque el tiempo y mi propia sabiduría no han hecho más que nutrirlo y consagrarlo en mi predilección. Tiene cierto sentido crónico porque las historias suceden una tras otras marcando el descubrimiento, la repoblación, el levantamiento y caída de la población marciana así como la de la tierra cuando la mano del hombre llego. De esa manera expresas desde varias perspectivas, unas generales, otras particulares, individualistas y sin distinción de máquina, humano y marciano formando una pluralidad de efecto asombroso mientras se abarca la historia de la colonización de marte desde 1999 hasta 2026, fechas que al joven escritor en 1951 le parecieron lejanas pero que para nosotros son totalmente actuales.

Hay relatos de toda naturaleza y para todos los gustos, la nostalgia humana, el dilema moral, el exterminio de las razas, el racismo, la debilidad del hombre ante el infinito y la inexpugnabilidad del universo todo en el marco de la ciencia ficción, todo como un producto ante el acontecimiento sin paragón desde que colon se topó con américa. Los relatos aunque de diversidad temática como explique antes son coincidentes en la alta calidad de su argumento y la fantástica lógica de las tramas, por no decir que está llena de personajes memorables que aunque de aparición efímera no por ello significa que no tengan cada uno su breve y deslumbrante momento estelar.

Además es un libro sumamente interesante aun para los lectores noveles, tanto por el interés que puedan generar sus históricas, como la simpleza elegante con la que se desenvuelven. Aboga por un lenguaje preciso y una duración breve en la mayoría de los textos, sabiendo que ello no implica un deje en su escritura que llega con un aroma poético y distinguido que revelan a Ray como un literato consagrado más que como un niño de creación ferviente, hace equiparable la seriedad de sus planteamientos con las del genero realista.

Cronologia Marciana.

1920 :Waukegan, Illinois nace Ray bradbury.

1951: es publicada Cronicas Marcianas.

1962 : Mars 1 es lanzada, sería la primera sonda automática interplanetaria.

1963: cuando la nave se encontraba a 106.760.000 km de la Tierra cesó la comunicación, debido a fallos de la antena de transmisión. Misión fallida.

1964: Estados Unidos manda la Mariner 3 a Marte que fracasa por problemas de ingeniería.

1965 Estados Unidos envía la Mariner 4 que consigue transmitir las primeras fotografías de Marte tomadas en su cercanía en julio del mismo año; Mariner 4 encuentra un paisaje desolado, desértico y con abundantes cráteres, mientras que la Zond 2 de la entonces Unión Soviética logra, luego de varios meses, sobrevolar Marte el 6 de agosto de 1965 a una distancia de 1.500 kilómetros y a una velocidad relativa de 5,62 km/s, sin enviar datos.

1971: se consiguen varias nuevas marcas en la historia de la conquista del espacio (primera satelización de una sonda en Marte el 13 de noviembre, Mariner 9, primer objeto humano en el planeta el 27 de noviembre, Marsnik 2, primera transmisión desde su superficie el 2 de diciembre, Marsnik 3)

1988: Las sondas Fobos 1 y 2 parten, pero una nave dejó de transmitir por el camino y la otra hizo lo mismo cuando se disponía a acercarse a Fobos(luna de marte) en 1989.

1997 : llega a Marte la Mars Pathfinder que desciende en Aris Valley llevando el astromóvil autopropulsado Sojourner; principalmente es un vehículo para pruebas de tecnologías nuevas. Su exploración de la superficie dura 2 meses y en el proceso es televisado a millones de personas. El sitio de aterrizaje del Mars Pathfinder se bautizó Sagan Memorial Station, en honor a Carl Sagan. Este mismo año también llega a Marte la Mars Global Surveyor, sonda que orbita Marte.

1999 : sale el primer cohete ficticio en la Obra de Bradbury, hace mucho calor en Ohio.

2001: Estados Unidos envía a Marte a la Mars Odyssey que se acomoda en una órbita marciana de 2 horas. Realiza una misión de cartografía de la distribución y concentración de elementos químicos y minerales en la superficie del planeta.

2007 : se efectuó el lanzamiento de la sonda Phoenix y que aterrizó en el polo norte de Marte a finales de mayo de 2008

En 2011: se lanzó la sonda rusa Phobos-Grunt con destino al satélite de Marte Fobos, pero luego de orbitar la Tierra algunos días sus sistemas electrónicos fallaron al intentar ponerlo en camino a su destino

2011 :fue lanzada la Mars Science Laboratory (abreviada MSL), conocida como Curiosity.

2012:  muere Ray Bradbury, el julio Verne de nuestros tiempos.

2026: sucede el relato final de las Crónicas Marcianas, una pequeña esperanza surge en el planeta arido.

 

– Luis Rafael Moya.

 

Reseña de Fahrenheit 451

Entre las tres distopias escritas en siglo XX sobre cómo podía ser el XIX, no es necesario admitir que las más cercana y fiel al desenvolvimiento del mundo moderno es sin lugar a dudas Un mundo feliz, pero ¿y que tal Fahrenheit? Bradbury y Huxley se acercaron muchísimo a lo que fue el futuro de una forma más individual, si bien 1984 es contundentemente real en países como Corea del Norte, donde el totalitarismo es absoluto y el parecido con dicho libro es tan descarado que da a pensar que Kim Jong-un se lo hubiera leído y aplicado de una forma esperanzadora y sin vergüenza. Pero partiendo de las premisas de Orwell de dominio por parte de un grupo de políticos, lo que menos me preocupada de esta utopía es eso, porque si bien nuestra vida puede estar medianamente controlada por políticos, la individualidad del ser humano es algo tan quimérica que creo que unas cuentas políticas no pueden tocar de cierto modo, si se conserva la autenticidad innata del Ser.

Publicado en octubre 1953, y en un estilo totalmente de ciencia ficción, Fahrenheit nos plantea la posibilidad de un futuro donde se persiga a los pocos que quieren conservar la cultura, quemando libros, bibliotecas y casas donde se pueda pensar que hay algún estigma de la misma, por mas mínima que sea.

Con un estilo sencillo y casi infantil, este libro me parece de los mejores no solo por su mensaje profético que Bradbury se empeña en negar y que sus lectores tanto insistimos, sino también por la forma y claridad con la que está escrito, con la facilidad que un niño de 12 años podría leerlo y entenderlo sin problemas ( lo cual sería excelente). Bradbury fue muy certero, y aunque estemos muy lejos de que nos quemen los libros y nos persigan cual brujas, actualmente estamos rodeados de bomberos de indiferencia y de fuego de ignorancia.

Los grandes autores erraron en una sola consigna y es que el mismo ser humano condeno toda su humanidad y la consagro a la ignorancia por decisión propia. Recomiendo este libro con los ojos cerrados porque sé que no defraudara a quien lo lea, y más allá de que si llegara a pasar aquel delirio piro-maníaco que es delicia para los lideres analfabetas, es la manera tan convincente en la que plantea Bradbury en uno de sus protagonistas el Sr. Faber su dimensión psicológica, ¿de verdad los libros tienen tanta importancia en nuestra vida?,¿Vale la pena vivir las fantasías que otros soñaron volcándonos horas y horas entre dos páginas y varios tomos?, Bradbury no solo nos dice lo fatal que sería si el escenario hipotético se materializara en la realidad si no que también hace un pequeña reflexión sacando a los libros de sus cómodos estantes, y proponiendo que más allá de ellos la consciencia del ser humano debería ser tan independiente que no necesite de pensamientos de antaño, si no que más bien nosotros mismo independientemente de nuestra época cultivemos nuestra visión del mundo y forma de creer sin ellos, porque si bien, es lastimoso vivir y nunca leer, lo es más el hecho de que nuestra forma de vivir dependa de un del pensamiento de otro, esta reflexión la hace Bradbury para decirnos que a pesar que existan libros nosotros tenemos que saber vivir y coexistir sobre ellos y mantenernos enteros y conscientes…

-Fanny Rodriguez

 

 

16444097_1443747935649727_438763007_o.jpgCuriosidades breves.

ψ Bradbury en su libro Fahrenheit 451 predijo el televisor plano, los auriculares y la social media.

ψ Tambien los cajeros automaticos y los libros electronicos fueron presagiados por el.

ψ <<Tenía nueve años cuando me enteré de los tres incendios de la biblioteca de Alejandría y me eché a llorar>> RB.

ψ«Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos>> RB.

 

 

 

-Fanny Rodriguez, “Ray Bradbury y la literatura es fuego”. 2017. Carbón y papel.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s