Corregir mi propia Novela, Otros Fragmentos.

Estoy un poco harto de las muchas veces que mis amigos han atentado contra mi al decirme que debo publicar mi novela, la verdad es que cuando uno escribe uno nunca piensa en que hará con eso al terminar. Lo curioso es que la sensación de culminación es demasiado poderosa, pareciera que acabas de hacer una hazaña sorprendente : escribir un libro.

Luego debes dejar el tiempo quieto, y ahí es cuando empieza el problema: cuando un novelista no le encuentra defectos a su propia novela tengan por seguro que no tiene talento o por lo menos su orgullo es más grande que su talento, lo cual es igual de malo o peor. Entonces viene esa época un poco más divertida que la creación: la recreación, porque te das cuenta que este personaje es bobo, que a aquel le falta profundidad, que esta oración solo tiene coherencia en tu cabeza, o que aquella no tiene coherencia en ninguna parte, o tus referencias siempre son las mismas, o imitas sin haberlo pretendido a tu escritor favorito. Son estos y mil problemas más ; la corrección es la destrucción total del ego, es reconocerte a ti mismo y a tu mediocridad.

Cierto también que mientras mas lees peor será lo que ya escribiste, leer es la única forma de entender como alguien escribe y como debe escribirse. Mientras uno lee lo escrito va desmejorando, por el contrario si no se lee a oros autores estarías condenando a una novela a su estado original, y pocas veces el estado original aun de las grandes novelas es bueno. A la vida breve por ejemplo se le mutilo 300 páginas y Adiós a las Armas fue reescrita 37 veces, caso especial el de el extraño caso del Seños Jerkyll y mister Hyde que fue escrito en tiempo record e tan solo dos semanas, cuando R. Louis Stevenson la termino le dio el borrado a su esposa, quien a pesar de gustarle la idea sugirió escribirla de manera más emocionante, entonces el autor inglés quemo el texto para no recurrir a él cuándo en otras dos semanas hizo una reescritura total.

Mi mayor problema es la sobreadjetivación, palabra que si ya existe la adivine, y si no existe la invente. Básicamente para describir un objeto o escena tardo demasiado, pues por alguna extraña razón tardo demasiado en buscar uno, dos y hasta tres o cuatro adjetivos y metáforas casi siempre extravagantes para representarlo de manera no frontal, esto lo hago porque sin dudas mi mayor miedo es escribir algo ya escrito, en cuyo caso no tiene sentido para mí.  En mis múltiples correcciones intercambio adjetivos y alargo o acorto oraciones, pues ya no me parecen originales o convincentes.

Hoy vuelvo a presentar fragmentos de La Odisea Cumanesa, novela que considero fallida a pesar de varios comentarios entusiastas que han hecho de mis otros fragmentos o de quienes han leído la novela entera, y la sigo considerando asi pues creo que sigue siendo muy personal y muy poco universal. Ese Viaje que una mañana emprende Marcos junto a Gustavo y Andrea para escaparse del liceo y recorre una ciudad descuidada por el tiempo y azotada por el crimen que va transformándose en fabulas griegas y cuyo objetivo es asistir a un concierto de Punk aún se parece demasiado a mí.

En fin…

Fragmentos II.

“Bogando entre las dos bestias que provienen del mar de asfalto, logro en maniobra evasiva seguir su rumbo sin con ellas encarar lucha, la nave siguió recta y no sesgo en los pliegues trampeados ni ondas infortunadas, los héroes no corrieron con la misma suerte de Yeison que ileso burlo a al destino irreparable que parecía aguardarlo, ellos en tanto ignoraron ser tragados y succionados por la colosal criatura, de piel de hormigón y procedencia marítima, vieron ellos alejarse el bus rodando cuesta abajo por la blanco Fombona y desde aquella misma esquina lo vieron fundirse con el horizonte contaminado y el paraje urbano”

DE : Capitulo XV. De cómo los ilustres Héroes rondaron por el estomago de la bestia. Bifurcación de los caminos. La apología a la aventura. La nueva salida

 

“Aparece tras la barra un señor corpulento que murmuro algo sucio -ininteligible, como en lengua arcaica- , poseía un parche que le velaba el ojo derecho y este tenía el color del fondo de un ataúd, se acercó desde el trasfondo de la herrumbrosa taberna por un pasillo estrecho, bamboleándose de lado a lado haciendo un esfuerzo monumental por controlar los movimientos de su igualmente monumental cuerpo, ante ellos él se veía imponente pues su peso doblaba extremadamente el de los dos héroes y parecía que su voz cavernosa y agrietada podría despedazarlos con solo tocar sus impávidas y pubertas pieles.”

De: Capitulo XVI. El pasaje infernal y las arduas penurias climatológicas que los héroes debieron encarar para su posterior decepción .La taberna y El colosal ciclope que en ella habitaba.

 

“Arturo parecía un preso, con el rostro exánime y la angustia bajo los parpados, angustiado por sus antojos la misma zozobra que la del reo que anhela ver claros de nubes abocetados en el añil del cielo, la misma angustia que corrompe y entristece con el recuerdo del color vivaz escapado en el recuerdo de un penado tendido en su cama acartonada. El liceo Andrés bello más semejante a una cárcel, pero nuestra señora del Carmen semejante a una fúnebre iglesia, sus colores eran un marrón añejo que alguna vez fue amarillo astral y un gris estropeado que en las paredes empedraba. En la parte superior las celosías cuadriculadas contenían las aniebladas miradas de sesgo de Arturo, quien como un tenebroso y cadavérico san francisco miraba hacia abajo escrudiñando el niño correr y esperar el andar de la dama, la vigilancia no cesaba, una cámara a su vez lo oteaba pero no se infiltraba en sus pensamientos urgiendo una inútil doble sentencia de vigía”

De: Capitulo XIX. Azul. Loa pasillos del convento, Arturo enamorado.

 

“Del caos sobrevino el mar expedito , el epicentro donde todo proviene, la civilización aquí donde antes el puerto hallaba las aguas turbias, y ahora se ciñen los más vistosos colores donde las casas pintorescas desprenden con sus pórticos de hierro forjado y trabajoso, en ellas esta nimbada el aura de la colonia en su esplendor ibérico, en ellas están guardadas algunas de las historias más antiguas del continente de tierra ensangrentada y morena piel  requemada, en sus jardines externos y sus puertas de cancel, un pedazo recortado de la vorágine urbana; es más bien un retazo de otro lugar más foráneo, más mítico”

De: Capitulo XXI. La gruta de María.

 

“Cumana se ve hermosa desde lo alto o desde lo oscuro, jamás de cerca ni con mucha luz, de esta manera podría notarse cada leve imperfecto o lacrado que tiene la ciudad, cada pequeña grieta o pared descolorida además la tenuidad rielar del atardecer le sentaba bien, esa luz rojiza apunto del desvanecimiento”

“- creo que su conocimiento de astrología esta errado, mejor siga robándole al espacio o pinte rocas.

-piedras, roca es para los gringos. Y aun así te equivocas. Tengo cuatro o un poco menos de cinco veces la edad de la luna

-pero si la luna es tan vieja como la tierra…

-la luna es tan vieja como tu edad. Para ti la luna solo lleva existiendo dieciséis años, es una ilusión humana creer que todo existe por si solo e individualmente solo es el tiempo quien tiene esa virtud de individualidad absoluta. Este universo sin seres sintientes no sería nada, eres tú quien le das sentido y cronología a  esa luna.

-¿entonces cree que los poetas hablan siempre según sus épocas de diferentes lunas pero ellos creen que se refieren a una sola? Es un poco descabellado y egoísta decir que el universo se sostiene en nuestras sensaciones.

-exactamente, esa luna que ves allá, es nuestra luna. El día que yo muera que no esta tan lejos y el día que tu mueras esa luna dejara de ser nuestra y será de quien la observe pero será una luna diferente, porque los poetas harán otros versos y los pintores otros cuadros. Es el egoísmo otro invento humano”

De : Capitulo XXVII. El castillo San Antonio De La Inminencia. Sobre el poder astronómico y oracular del viejo Tiresias. Sobre poetas y otros artistas, estrellas y otras musas.

 

-M. Rafael.

 

 

Odilon Redon- Polifemo. 1898.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s