5 Verdaderas Revoluciones.

¿Qué es Realmente una Revolucion? Epistemológicamente, y alejado del feo marco político, una revolución es un cambio significativo en la Sociedad. Pero no todo cambio es bueno, ni todo cambio es necesario, a veces el cuestionamiento total del sistema no es la solución ; cuando el sistema no es completamente erróneo se debe reformar no revolucionar, pues la ruptura del estableshiment siempre supone una probabilidad de peligro.

Sin embargo, los cambios no siempre se demuestran tampoco como negativos; sistemas despóticos, estratocracias, clericalismos, nacionalismos extremos, dictaduras comunistas, demagogos y fascistas merecen ser extirpados del mundo en sociedad, aberrados políticamente y excluidos del pueblo al cual adversan. El problema es que este tipo nefasto de gobierno deben ser contrariados con mucha fuerza proporcional a la que ellos poseen, es entonces cuando el tono de neutralidad que posee cualquier revolución se hace un movimiento necesario, una acción legitima, una lucha por la justicia, la igualdad o la paz.

La historia, y solo la historia reivindica algunas revoluciones como gloriosas y condena a otras como viles, y es natural que sea así, pues las revoluciones pueden generalmente desembocar en dictaduras que ameriten otras revoluciones ; generalmente este es el final de las revoluciones militares, mientras que las revoluciones civiles aunque más complejas y largas culminan siempre en la restauración, como esa que hizo Nelson Mandela valiéndose de la democracia para el cambio y no de las artes de Ares.

Hoy presentaremos 5 ejemplos maravillosos de lo que si debe ser una revolución, no tratando de compararla con las actuales, si no para que sean foco de inspiración entre nosotros, para nutrir nuestra sabiduría e histórica y tener motivos de fondo por el que y para que luchar, para deshacernos un poco de la lucha por el odio, para reivindicar nuestra lucha por la justicia.

 

 

Independencia de la India

gandhi-india.jpg

 

“ más atroz que todas las cosas malas, mas que de la gente mala que habita el mundo, es el silencio de la gente buena”

-Mahamat Ghandi.

 

La independencia de la India es un periodo complejo, pues para ser totalmente libres del imperio británico tuvieron que suceder 100 años de confusas luchas y tramas de intriga política, social y religiosa. No fue hasta los últimos años cuando la revolución cuaja bajo un nombre del todo reconocible, no bajo la sombra de un líder carismático si no con ayuda de la mano de Ghandi, hombre de carácter casi santo, vegetariano y pacifista. De hecho, fue Ghandi el gran luchador de la No-Violencia, ya que como activista no incluye ataques ni desplazamientos de masas enardecidas, si no que recomienda pequeñas medidas que una vez cumplidas crean un Boicot indetenible.

Medidas de protesta relacionadas a la concientización, rehusarse a los impuestos y la propia elaboración de su sal a partir de agua de mar y tejer sus propias telas ante los catastróficos impuestos de la industria india fueron los principales ataques contra las políticas coloniales de Gran Bretaña y la cúpula amaestrada de la India.

Quizás Ghandi hizo un esfuerzo demasiado Fuerte, al último punto, cuando fue asesinado el premio Nobel por un fanático indio fue quizás el triste impulso necesario. Su muerte fue una conmoción de tal grado, que aquello que tardo 100 años, se agilizo en 5, la India era finalmente libre.

 

Vietnam libre, desde los Estados Unidos de America

protesta.jpg

“I see a red door and I want it painted black
No colours anymore, I want them to turn black
I see the girls walk by dressed in their summer clothes
I have to turn my head until my darkness goes”

Letra de Pinting Black, Rolling Stones.

 

Estados unidos no conoce la dictadura, son otros males los que se adhieren ese país. En un clima donde nunca se ha promulgado la violencia militar contra sus propios ciudadanos, algo cambió radicalmente, pues toda la década de los sesenta fue una larga marcha contra su propio ejército que invadía Vietnam, y nadie tenía muy en claro exactamente porque. El reclutamiento aleatorio fue el primer puñal, los jóvenes empezaron a quemar en actos públicos sus boletas de servicio militar, largos capítulos de desobediencia civil y enfrentamientos de la policia contra los protestantes a quienes las fuerzas gubernamentales consideraban hippies, drogadictos y comunistas.

Es importante la repercusión de los intelectuales, especialmente los músicos que se pronunciaron contra la guerra, pero también la línea emergente de intelectuales estructuralistas, existencialistas y marxistas como Camus, Sartre o Noam Chomsky. Festivales de música, expresiones artísticas, universidades de paro y toda la radio sonando la música de Woodstock, el boicot político a los agentes de la guerra, el descredito de las viejas políticas conservadoras y la búsqueda de una generación por encontrar una identidad propia.

Por primera vez se mostraba en televisión la guerra, y el mundo cambio para siempre. Los norteamericanos veían por primera vez la horrible realidad, las bombas, el paraje selvático y árido, las poca provisiones y la hostilidad del ambiente: no solo era injusto para los Vietnamitas, sino también para los propios norteamericanos. Todo acabo como un enorme golpe al sistema, una vergüenza haber perdido por primera vez una guerra en pleno mundo globalizado. Mientras tanto aquella revolución civil impidió una masacre, cambio la política de guerra y nos dejó cientos de maravillosas canciones.

 

La comuna de Paris.

arton12226.jpg

“La autonomía de la Comuna no tendrá más límites que el derecho de autonomía igual para todas las demás comunas adheridas al pacto, cuya alianza garantizará la Unidad francesa”

– Declaración de la Comuna de París al Pueblo Francés, 19 de abril de 1871

 

Quizás dentro de todas las revoluciones que hoy presentaremos, esta es con seguridad la más efímera. Su duración es de solo 60 días, en el cual el pueblo de Paris siguiendo la teoría del anarquismo logro expulsar de la capital parisina al abusivo ejército prusiano el 18 de marzo de 1871. El estado de desastre en el que parís había permanecido fue impulsado por la muerte de Napoleón y al quedar la joya del anterior emperador a la merced de la potencias extranjeras, fue cuando durante una invasión el pueblo de Paris se alzó y durante dos meses vivió sin ley más que la ley del propio pueblo.

Laicismo, orden, patrullaje voluntario, autosustentabilidad y la eliminación tanto de las figuras burocráticas, militares, políticas, religiosas y monárquicas dieron como lugar el primer y más efímero caso de anarquismo clásico en nuestra historia moderna. A pesar de que Bakunin y Marx se disputan si la Comuna era anarquista o comunista, la Comuna de Paris fue en su totalidad práctica demasiado diferenciable de las dictaduras proletarias del comunismo rodeadas siempre de figuras mesiánicas que sustituyen todo eso que el anarquismo destruye en su totalidad.

Libertad, seguridad e igualdad, los hijos de las obreras eran cuidados, todo tribunal era Ad Hoc impidiendo cualquier tipo de perpetración en el poder y toda elección era democrática. Los historiadores que describieron el hecho como una situación horrible, más tarde describirían a la Comuna como un momento cumbre y ejemplar de la justicia social fundamental para el estado Francés.

 

La revolución de los Claveles

REVOLUCION-CLAVELES.jpg

“Orgullosamente Solos” – Lema del dictatorial Estado Novo, Portugal.

“Dentro de ti, oh ciudad

El pueblo es quien más ordena

Tierra de fraternidad

Grândola, villa morena”

-Letra de Grândola, villa morena

 

Hasta el 25 de abril de 1974 Portugal era junto a los estados de dependencia comunista uno de los países más retrasados de Europa, la dictadura Salarizta que prepondero durante 40 años había acabado de caer cuando su máximo representante, Antonio de Oliveira Salazar murió de un hematoma cerebral en 1970. Pero aquello no daba  como resultado la liberación de un pueblo manejado con políticas extremadamente conservadoras en cuanto a libertades civiles, políticas y hasta religiosas, porque Marcos Caetano, su sucesor, siguió con un gobierno continuista que emulaba perfectamente a Salazar. El ligamiento al culto de la personalidad, la propaganda, las falsas asamblea constituida por un parido único y una brutal guerra contra Angola y Mozambique para mantener tercamente las colonias portuguesas pero que debilitaba el sistema económico fueron las características de 40 años del estado fascista, Estado Novo.

¿Cómo cae un régimen constituido durante 40 años, con una avasallante mayoría militar y un apoyo incondicional de instituciones sectarias y la iglesia Católica? Parece extraordinario que el escenario tan gris haya sido derribado por un montón de flores, de rojos claveles marchando por la calle. Porque en la madrugada del 25 de abril, cuando el radio sonaba la canción que era la clave secreta, “Grândola Villa Morena” una serie de militares marchan por la capital toda la mañana decididos a derrocar a Caetano. No hay ni un disparo, ni un solo muerto, los tanques blancos avanzan y la primavera que recién comienza los acompañaba, las floristas, las madres y los estudiantes se unen a los valientes militares que colocan claveles en la punta de sus fusiles como símbolo de la paz. Un enorme y organizado desplazamiento civil, un revolución cuya única arma fue la paz y la conciencia de un pueblo. La flor pudo más que el fusil.

 

Birmania, La revolucion Azafran

“La reconciliación está unida a la democracia, ya que es un sistema que acepta las diferencias y además incluye la responsabilidad de todas las partes para resolverlas pacíficamente.”

– aung san suu kyi , Premio Nobel Birmana.

 

 

Las protestas que iniciaron en agosto de 2008 una multitud de Monjes Budistas contra la dictadura, la corrupción y la pobreza de un estado supuestamente socialista que lleva perpetrando el poder por medios dudosos y entre elecciones falsas aun no terminan, y aunque no pareciera que la revolución hubiera hecho algo más que ese impulso inicial, su simple expresión merece un mérito enorme y hay que entender que estos monjes a quienes su comunidad admiran y respetan están solos, y no cuentan más que con la ayuda de su devastado pueblo. Nos encontramos con un ejemplo noble en un mundo donde el poder y las armas pueden más.

Desde 1964, solo se han realizado dos elecciones, en la cual una fue invalidada.

El 21 de noviembre de 2008 el comediante U Maung Thura fue sentenciado a 45 años de prisión por criticar la gestión por parte del gobierno durante la catástrofe.

En mayo de 2008 La nueva Constitución promulgada bajo elecciones de carácter fraudulento establece, que el 25% de los escaños del Parlamento que salga de las próximas elecciones serán para los militares, “para que puedan custodiar al mismo”

Los monjes budistas son quizás uno de los pocos casos en que la religiosidad y la revolución van de la mano, no es secreto que el abominable ateísmo de la unión soviética donde se suplantaba la figura de dios por la de Lenin, el apoyo incondicional de la iglesia católica a Franco, Hitler y Salazar o el radicalismo musulmán poseen posiciones estatistas de gobierno. Sin embargo, últimamente el mundo ha cambiado, y los curas, los monjes y los oferentes de todas las religiones parecen integrarse cada vez en la sociedad civil. No obstante es difícil que un ejemplo como ese se repita, un movimiento inspirado por la piedad, no por el odio, por la compasión, no por la rabia, por la justicia y no por el interés; los monjes que están en Birmania no pierden ni ganan nada, no son políticos ni militares, poco les importa el hambre que ya está incluida en sus prácticas, sin embargo desde hace 10 años son brutalmente reprimidos por un régimen ilegitimo.

En Birmania las fuerzas militares tienen permiso para violar, asesinar o torturar personas que canten canciones “prohibidas”.

Esta historia de tragedia no parece tener luz, gas lacrimógeno, rastreo, asesinato, son el pan de día a día cuando los budistas, que por cierto son religión mayoritaria en Birmania, intenta tomar las calles. Esta tragedia sucede hoy, esa revolución y muchas otras siguen en actividad, no dejemos de informarnos y tomar conciencia. Birmania es hoy un país con la mayor crisis humanitaria en la historia moderna, un hecho que muchos desconocen.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luis Rafael Moya.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s