¿Puede Crearse Arte original en pleno siglo XXI?

“El arte nos atrae solamente cuando revela en nosotros secretos”

-Jean-Luc Godard

 

Últimamente es  frecuente decir que ya no se puede crear nada nuevo, especialmente que el arte se encuentra en un periodo de renuencia a la renovación y otras afirmaciones de ese tipo. Pero aunque haya algo de cierto en la premisa, he de notarse que la creatividad y la invención humana aún están lejos de agotarse. No imagino la cantidad de épocas y periodos en la que los artistas habrán pensado lo mismo, ¿Cómo renovar después de un Platón, de un Monet, de un Godard?. Cierto es tal vez que el pasado tiene enormes ejemplos de muchas cosas, estilos y situaciones, pero no por ello es deber estancarse.

La renovación, el desafío y la creatividad siempre se han visto a la primera con malos ojos, muchas obras de toda índole que fueron consideradas tiempo después como maestras o hasta pilares de un movimiento cuando antes fueron considerados como fracasados, los cuentos de Edgar Allan Poe es quizás el ejemplo más universal y didáctico que se me ocurre. ¿Significa esto que si está mal visto por la sociedad actual es posible que la obra este “adelantada a su época”?

El Arte como Mutación.

La lógica humana es la siguiente: todo surge de algo, las cosas vienen de otras cosas, pues Aristóteles estaba equivocado cuando dijo que las cosas se generaban espontáneamente, salvo tal vez el universo y su creación escapen de esta regla. ¿De dónde entonces viene el arte? Pues no queda nada más lógico que decir que proviene del arte mismo.

Quizás la obra más original de todas sean las pinturas de las cuevas de Lascaux, por ser la primera nada más, lo que claro no se entiende es que se considere la mejor, si evaluamos los bisontes y los cuadros de caza de la célebre época cavernaria y lo comparamos  con la bóveda de la capilla Sixtina el arte primitivo termina siendo un garabato de prescolar. Y es que es precisamente eso, un garabato, ahora me resulta magnifico pensar que la Capilla Sixtina es solo una de las miles de versiones de ese arte primordial, lógicamente con la diferencia que está mejor ejecutado.

El arte, como todas las otras materias propias del humano, tales como la ciencia, la filosofía y la religión van en un constante perfeccionamiento; evoluciona como materia viva, crece y se pasma algunas veces pero en general siempre progresa. Esto podría conducirnos al error de pensar que nuevo es mejor, argumento falaz si se considera que aun el arte tiene referentes antiguos en todas sus ramas: Aun los cinéfilos admiran las producciones en blanco y negro, los pintores siguen idolatrando a Velázquez y los literatos no pueden evitar sentir apego a la cultura Greco-Romana.

Bien es porque toda buena obra de arte refleja en si una cualidad humana, si no fuera así el arte seria maroma e incomprensibilidad no importa lo bien construido que este.  Y las buenas obras de arte generalmente tratan de lo mismo; mucho no distan las tragedias griegas, la poesía bucólica y la telenovelas mexicanas cuando tratan temas como el amor, la diferencia está siempre en su ejecución. Por ello es que la innovación no viene dado por el tema, ya que en el fondo los temas siempre son los mismos; la inventiva del artista está determinada por la diferenciación de su estilo, el modo de contar la historia y no la originalidad de la historia en sí misma.

Por ello el arte Muta a partir de cada innovación en la que están contenidas mil más, se tiene la ventaja de que el arte cuenta con un respaldo, un archivo, una historia y una academia, motivo por el cual fácilmente un hombre actual puede igualar a las grandes mentes antiguas, porque simplemente les lleva la ventaja circunstancial del tiempo.

La historia es inclemente con casi todo, casi todo en el mundo antiguo nos parece hoy barbarie y es por la limitación de la época, sin embargo la época va avanzando y nos agrega facilidades, no tenemos que empezar a pintar de cero viendo las pinturas rupestres, ni tenemos que hacer películas mudas ni escribir sin signos ortográficos como los sumerios. Es obvio que el arte siempre se va a innovar, porque la misma evolución de las sociedades y el mundo da pie a ello, las diferentes situaciones y pensamientos pueden en efecto crear obras originales, en el sentido no que nunca se haya hecho aquello antes, pues ese sentido es impreciso y vago, si no en aquel en que una historia, un momento o una forma de sentir universal puede ser llevada a cabo de una manera personal, trasgresora y creativa.

Por si esto no bastara para decir que en pleno siglo XXI se puede innovar, me quedaría un último argumento; si la creatividad humana fuera finita y no infinita, ¿cómo sería posible que cada año a cada momento y en cada segundo la sociedad cambiara, mutara, cambiara de panorama y estilo? ¿Acaso una sociedad eternamente cambiante no representan también que los ánimos individuales cambien y que puedan crear no solo arte adaptado a su tiempo, si no también arte personal ajustado al tiempo y la tempestad interna del artista?

La renovación del arte y del mundo está en nuestra manos, solo requiere estudio ensayo e ingenio.

 

-Luis, Rafael  y Moya.

-Nestor Ali Quiñonez. Alo Michel – 2011 Técnica Mixta sobre Tela 41×35 Inch / 105×90 cm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s