Andres Eloy Blanco, un excelso Humorista.

Don Andrés Eloy Blanco es no solo el más famoso de nuestros poetas, el más reputado y el que protagoniza inevitablemente casi todas nuestras antologías liricas, si no que posiblemente era el mas rápido y ágil de todos nuestros poetas. Su velocidad de procesamiento es legendaria, mas común entre juglares que de poetas modernos, podía hacer un poema sobre lo que sea, en cualquier momento : no digamos que esta composición poética era superior a su obra trabajada, porque generalmente era hecha para ridiculizar al rival, divertir al amigo o manifestar lo absurdo de la situación actual, no deja de impresionar el ingenio con el que estas composiciones recién salidas del horno hacían gala.

Queremos hoy hablarles pues de este tipo de composición especial de nuestro insigne Cumanés, y enfocarnos no en lo que bien pudiera llamarse “su plato fuerte”, si no en esta parte más ignorada de su corpus poético. Muchos de los versos que subiré para deleite del lector ni siquiera parecen en Internet, provienen de libros aun no volcados en la red.

Por ello esta pequeña exposición del ingenio Humorístico de Andrés Eloy contiene tanto poema como anécdota, no queriendo solo señalar su producción, sino también su propia personalidad, innegablemente atadas la una a la otra. Parte de estos poemas vienen de un Diario humorístico llamado Morrocoy Azul, y en el que Andrés Eloy firmaba siempre con diferentes seudónimos, desde Juan Bimba hasta Blue Morocua. En este Diario se develo un humorismo inédito en autores catalogados de serios, como Miguel Otero Silva, mientras que otros llevaron el estilo de la hilaridad toda su vida, como Aquiles Nazoa. El éxito de el Morrocoy Azul fue absoluto, editado en tiempo de la primera guerra mundial y de estilo europeo, llego a tener tiradas de 40.000 ejemplares.

Sus intervenciones como parlamentario de este tipo son cientas, algunas se conservan y otras no. Se dice que desde que presidio como diputado relajo las tensiones entre bandos políticos, sociales y religiosos, pues la inmensa mayoría tan solo reía cuando el poeta relucía su ironía para enriquecer el debate, o almenos, bajar los humos de los parlamentarios.

Aclaratoria : el material aquí mostrado es trascripción exacta de un libro. Ha sido elegido de manera arbitraria, según lo que me ha parecido.

Proposicion.

Doctor Juan Penzini Hernández

Con dolor y con respeto

He visto la defunción

De dos miembros del congreso

También he sido informado

De que los gastos del entierro

Que a la empresa funeraria

Debe pagarle el gobierno

Cada vez que hay que enterrar

A un miembro del parlamento,

Monta a siete mil bolívares,

Lochas mas o lochas menos.

 

Soy un diputado enfermo

Del alma, señor ministro;

La vida ya no me ofrece

Mas que fastidio y fastidio,

Estoy hastiado de todo

Y ando muerto estando vivo;

Por estas tristes razones

He pensado en el suicidio,

Y he resuelto suicidarme

Mientras dura mi ejercicio

Para que mi entierro sea

Una carga para el fisco.

 

Pero el gobierno ha de hacer

Ahorros, señor ministro,

Por tal razón, le propongo

Al gobierno un negocito:

El me da tres mil bolívares

Y yo suspendo el suicidio:

Y son cuatro mil bolívares

Que sale ganando el fisco.

 

 

 

Los 7 ahorcados (fragmento)

Señor Adolfo Hitler.

Berchtesgaden.

Querido Adolfo: tu ración de ahorcados

Alcanza, más o menos, en un día

A cincuenta franceses, cien polacos,

Veinte alemanes, treinta y dos noruegos,

Ciento cuarenta y cinco yugoslavos,

Diez holandeses, veinticinco belgas

Y dos mil chinos, de pasa palo.

Ya están pasando de castaño a oscuro,

Querido Adolfo, y te participamos

Que si no nos propones un arreglo

Que acabe la matanza y los estragos,

Te aplicaremos el inciso sexto.

Procede pues, a proponernos algo.

Nosotros tres y la federación:

El padre, el Hijo, El espíritu Santo.

Señor padre y demás firmantes

Campos elíseos, venticuatro.

He recibido el ultimátum

Y me apresuro a contestarlo.

Tienen razón son muchos muertos

Y ya me está indigestando;

Por eso venga a proponerles

El más feliz de los contratos.

Dejare quieto a los belgas,

No se ahorcaran mas yugoslavos,

Chinos, franceses, alemanes,

Checos, noruegos ni polacos.

Pero propongo que me den

Únicamente, siete ahorcados

Ustedes y federación:

Firmado : Adolfo Hitler (Ario)

A continuación envioles

Plancha de mis siete ahorcados:

Jose Stalin, con Bigote,

Wiston churchill, con Tabaco,

De Gaulle, General de Francia,

Lazowky, locutor de radio,

Chang-Kai-Shek, hijo del cielo

Y Franklin Roosevelt Delano

Espero contestación.

Y apúrense.-Hitler (Ario).

 

 

Respuestas Rapidas. (Parlamento)

En ocasión a un grupo de secretarias que hablando de un amigo de Andrés Eloy lo acusaban que de Don Juan, había pasado a monógamo y señor, y ahora solo hablaba  de su mujer…

“El que nunca ha tenido una cosa

y alguna cosa llega a tener

le parece una gran cosa

la cosa de su mujer

 

 

y cuando se aprobó el voto femenino en Venezuela.

 

“La política se inclina

sin excepción de persona

de la fuerza masculina

a la fuerza más culona”

 

 

 

en época de Medina Angarita, el diputado Cruz Bajares siempre negaba el voto de palabra a Andrés Eloy. Andrés lo rebatió con unos versos que usaban su apellido como un arma, un pequeño ingenio del lenguaje.

“te pedí la palabrita

Y me diste tus negares

Te espero en la bajadita

Cuando de las Cruz Bajares.”

 

 

 

Monseñor Jose León Rojas, frecuentemente al aburrirse del tema de la sesión parlamentaria se ponía a ojear la Biblia, también llamada Brevario. Andres Eloy quie ya lo tenía señalado, una vez le soltó.

“Mientras Todos van en pos

De un entendimiento humano

El padre, Breviario en mano,

Se están entendiendo con Dios”

En otra ocasión Jose León Rojas declaro en una sesión que él todas las noches rezaba un rosario por la conversión de Gustavo Machado, que era el líder del partido comunista y Ateo además. El poeta no tardo en lanzar su retórica:

“Gustavo

Después se mostrar su celo

Rojas, sin rencor gregario

Se va a rezar el rosario

Para que vayas al cielo”

 

 

Dos anécdotas.

El poeta en el funeral de su Madre se le concedió permiso para volver una semana de su exilio en México. Por la ocasión, y las claras diferencias políticas un escuadrón de Esbirros, órgano represor de Pérez Jiménez, le seguían los pasos a donde fuera. Sucedió algo insólito, uno de ellos se asombró pues había reconocido al poeta cumanés. Entonces para confirmar que no era una discusión el policía se acercó al poeta y le dijo casi susurrando

-¿Usted es… Andres Eloy Blanco?

El poeta ni se inmuto, y apenas mirándolo, le contesto.

-Tenga la Seguridad Nacional que si.

17837075_1857968370895233_762573418_o

Ya en México, caminando con un amigo se encontró con un aviso que decía “ la mejor fábrica de Bolsas”. El rápidamente le dijo a su acompañante

-¿Qué acaso la más grande fábrica de Bolsas no es Acción Democrática?.

Anécdota inmortalizada, por Fanny Rodriguez.

Fanny Rodriguez. “Andres Eloy Blanco en Mexico, Fabrica de Bolsas”. 2017.

-Luis Rafael Moya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s