Un universo, muchos universos

No se puede monopolizar la verdad. En un mundo variado y repleto de personas, existen invariable perspectivas del mundo, y siendo cada uno el constructor de su propia verdad, hasta la más disparatada visión del mundo puede y debe contener gramos de coherencia. No hay solo locura en el loco, así como no hay solo verdad en el cuerdo, todo está atada a una subjetividad que se multiplica con cada uno de nosotros.

La señora que encerrada en su casa se encarga de los enceres de la cocina, barre todos los días a las tres, y a las tres y media pasa coleto, mientras que a las cuatro ve la telenovela y a la seis espera al marido vale tanto como el astrofísico que calcula los puntos LaGrange de los cuerpos celestes. Un campeón de Ajedrez ve el mundo como un tablero de estrategia, desde la más mínima acción como comprar un café, hasta la seducción de una mujer. El caso del poeta es excepcional- como todos los otros, obviamente- ve un mundo de metáforas, de profundidad en las cosas que se escondrijan en la simple cotidianidad de la vida.

Cada persona ve su mundo tras sus ojos, como declara la Ley de Campoamor.

En este mundo traidor

 Nada es verdad ni mentira

 Todo es según el color

 Del cristal con que se mira

 

Por ello el mundo, que todo habitamos, que funciona como medio para todas las personas, se reproduce incesantemente con cada nacimiento, y muere una fracción de el con cada muerte; somos un sistema en conjunto que cifra el universo, pero también funcionamos individualmente bajo nuestras normas y sistemas. Nos perseguimos cuando no nos entendemos, o acaso porque a veces es imposible entendernos, quizás es utópico lo que dice la biblia <<cordero y león se sentarán en la misma mesa algún día>>. Estamos en un mundo donde hay corderos y leones, sátrapas, serpientes y alimañas. Y sin embargo, el respeto existe y hay pocos honorables que lo practican con exactitud.

El Mundo no es uno, es siete mil millones, es un sol que se refleja en cada uno de nuestros ojos, que cada quien comprende a su modo y a su manera, pero que todos compartimos en cierto grado; la respiración y la existencia, y algunas cosas más nos relacionan, mientras que las ideas a veces unificadoras son casusa de graves separaciones. Tantos mundos para un mismo mundo, cada uno funcionando con su lógica y perspectiva, ninguno siendo más real que otro, bajo el mismo nivel de importancia, y diferente nivel de relevancia.

¿Cuántos más allá de nosotros los humanos será capaces de interpretar el mundo con leyes distintas?, ¿Cuánto de nuestro amor, nuestra guerra, nuestras ciencias serán más locales que universales?. Hay que pensarlo dos veces, cuando creemos que solo existe un universo, porque aun siendo único, en cada persona encuentra una versión distinta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s