Nosotros, Hijos de la Tierra (ensayo) 2/3

La contaminación del planeta humano es un símbolo que representa un genocidio con acción de retardo: contempla no un sentido de destrucción sino uno de auto-destrucción y expone la vil infinitud de la ambición humana. El planeta en su estado general figura de la contaminación con las constantes erupciones de sus volcanes y las ráfagas de llamaradas solares pero estas no tienden casi nunca al desequilibrio del ecosistema ni perpetra calamidades contra la flora y la fauna, se entiende además que este tipo de contaminación es del tipo natural e inconsciente, y por lo tanto no nos conciernen. Para el humano comenzó en el ya anteriormente citado año de mil quinientos cuarenta en pleno auge del descubrimiento del nuevo mundo, pero tuvo una segunda fuente más insigne y de consecuencias muchos más marcada y del tipo catastrófico: la Revolución Industrial.

Fue en este entonces donde el uso de la maquinaria y su popularización como sustitución de la mano de obra humana alivio ciertos problemas y conllevo a muchos otros, las maquinas se alimentan de combustible y se deja atrás usar los de origen natural (carbón, leña, aceite) por diesel y demás combustibles sintéticos, implicando negativamente contra la atmosfera. Pero es varios siglos después que nos damos cuenta de las repercusiones  aparentemente irreparables de nuestra invención, en pleno siglo XX-XXI ya la modernización y la dependencia de la industria de la maquinaria es total pues el mercado global se sustenta en estas en todo ámbito conocido, parece imposible en esta situación eliminar la industria radicalmente por las peligrosas connotaciones que tendrían en la economía de los países ,además nacen repentinos factores contaminantes de todas partes : la industria del petróleo que se trasporta principalmente en buques mercantes provoca varios accidentes en la vida marina (un cuarto de gasolina hace toxico 250.000 galones de agua, una gota es suficiente para liquidar un cardumen de peces.) por lo demás, su proceso de tratamiento y extracción que tiene efectos corrosivos en la tierra, la elaboración del plástico por su bajo coste de fabricación pero que es totalmente inorgánico y que en la mayoría de los países no se presta para su reciclaje.

 

Y por otro lado, la industria nuclear cada vez en avance que por un costo barato genera fácilmente enorme cantidad de energía ignorando el desequilibrio de la energía atómica, representa esto un peligro constante e inminente al hombre y su entorno ya que estos son hondamente susceptibles a los niveles altos de radiación, también sus desechos acaban con la germinación del suelo y aniquila toda esperanza de vida marítima debido a su alta dimensión de toxicidad. Entre otros, la masificación del talaje en los bosques, la desforestación por problemas de espacio y sobrepoblación, los métodos venenosos y electrocusivos en las pescas, la generación de gran cantidad de smog en las urbes debido a la alta circulación vehicular, de esta manera todo este amasijo de contaminadores constituyen irreversiblemente a la degradación del medio de vida del hombre mismo (el hombre y su medio, el universo que lo rodea son uno en sí mismos). De lo que se puede concluir que el contaminante de la tierra es el propio hombre que con sus métodos de interés unilateral ha solucionado sus dificultades sin objetivizar el daño permanente que estos acarrean. ¿Dónde jugaran nuestros hijos y nietos?

 

El hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y la fauna silvestre y su habitad, que se encuentran actualmente en grave peligro por una combinación de factores adversos. En consecuencia, al planificar el desarrollo económico debe atribuirse importancia a la conservación de la Naturaleza, incluida la flora y fauna silvestre (principio número 4, declaración de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano)

 

Es una obligación que recae en el hombre resarcir los daños en el ambiente, pues él ha sido su máximo y único procurador, la huella del hombre en la tierra se ha hecho fatalmente indeleble, ningún otro Ser conocido extingue especies enteras de animales y plantas apocalípticamente o altera el bioma tajantemente a su pura conveniencia,¡ ah pero he aquí el error tan craso !; las acciones que tomamos no son para nuestra conveniencia, si no tan solo una solución apurada que genera consecuencia que más tarde tendremos que volver a enfrentar, así los agravios que hacemos al ambiente no tardan en retornar con sus secuelas y si siempre en nuestras acciones existe esta actitud de eludir la responsabilidad tendremos que encarar más tarde la misma dificultad, así ad infinitum, en un ciclo de prolongaciones destructivas auspiciado por un sinsentido que obliga a arrojar la carga del problema ambiental a generaciones futuras, cuando lo que ha de hacerse es una solución inmediata que sintonice nuestro equilibrio propio con el del medio para que los dos seres se desenvuelvan con regularidad y protejamos así nuestro derecho como humanos y sus derechos como ambiente. ¡Todo lo que le ocurra a la tierra!…

 

Los recursos naturales de la tierra incluidos el aire, la tierra, la flora, la fauna y especialmente las muestras representativas de ecosistemas naturales, deben preservarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras, mediante una cuidadosa planificación u ordenación, según convenga(principio número 2, declaración de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano)

 

 

El derecho al <desenvolvimiento en un ambiente sano y equilibrado> como lo contempla la declaración universal de los derechos humanos y los diversos tratados de esta materia constan de una particularidad que lo hace singular al lado de sus hermanos y que hemos mencionado levemente en la parte final del párrafo anterior: el derecho al ambiente cuenta con una aplicación realmente universal que sobresale de su facultad meramente humana. ¿Por qué? Porque la cuestión es que si existe la innegable facultad humana y el bien jurídico tutelado que es la integridad física y mental que de no verse en un entorno propicio seria inequívocamente afectada, esto consagra su etimología de derecho humano. Pero manifiesto que este derecho no es de tutela unilateral si no multilateral, porque el ser humano no es el único que se ve afectado en este eterno conflicto de intereses, <el medio ambiente(o Naturaleza)> es el Ser que realmente se encuentra afectado bajo la insolente situación humana y el penoso estatus actual del ambiente es a causa del daño efectuado por la asoladora mano del hombre y sus cruentos métodos. Y paso a considerar a la Naturaleza como un ser o un sistema completo donde concurren todos los seres, donde coexisten una serie de especies de plantas, animales y hombres que se interrelacionan y se desenvuelven libremente en él, la naturaleza entonces cobra más importancia <mora>l en niveles técnicos que el hombre, pues sin ella el hombre no existe y sin el hombre tan ínfimo e irrelevante la naturaleza se preserva de manera intacta, incólume. Pero esto no tiene que ser visto como el Angulo de un litigio, no existe la coexistencia sino en la paz, y es un consagrado principio fundamental de la filosofía,  que todo ser quiere perseverar en su forma <la piedra quiere ser eternamente piedra, el hombre eternamente un hombre>. Tenemos entonces que analizar los varios tipos de intereses que puede tener el hombre con la situación de amenaza al ambiente; el primero es el endógeno que responde a un pensamiento utilista y otro exógeno que va de la mano con ciertos principios morales. Pasare a definir en qué consisten los intereses de mi teoría que de ninguna manera buscan reducir la dimensión del pensamiento humano si no tan solo de dar pragmatismo a su magnitud:

 

El Endógeno(adentro, propio) se basa en la propia preservación del hombre y el peligro constante que supone que el eco sistema que habita este en un desequilibrio, este actúa como un ser vivo y reacciona ante el estimulo negativo con respuestas negativas, amenazando la existencia del hombre y desmejorando directamente su salud física, verbigracia del caso del derretimiento glacial y el súbito crecimiento del mar capaz de sepultar las costas y borrar ciudades perpetrando así una catástrofe de pérdidas de incontables vidas humanas. Y el Exógeno (exterior, de afuera); lo que vendría siendo el interés genuino por el medio ambiente como ser consciente o semi- consiente que vendría a entablar parecidos con varios aspectos positivos del ideal panteísta y que supone una atención desinteresada y de fin ecológico (y por ende, humanitario). Es decir, que a diferencia del interés endógeno la causa es el aprecio del ambiente y un sentido de pertenencia parecido al patriotismo y separándose de la idea atropó-centrista que el ambiente debe existir solo para la subsistencia humana.

 

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Se tú el que aparta la piedra del camino. Se tú el árbol arraigado a la tierra, se él enmiendo y no el error, se tú el camino. (Frase atribuida a Gabriela Mistral, premio nobel chilena de literatura en 1945.)

 

El Derecho al ambiente consta de otra singularidad, como todo derecho humano es totalmente exigible al Estado su eficaz cumplimiento, además de ofrecer la posibilidad de judicializar al mismo, abogando incumplimiento o desacato, pero de manera inaudita el derecho es <moralmente> exigible también a la sociedad civil, quien es parte fundamentalmente activa por la lucha de la protección del ecosistema, <claro que esto no constituye a una exigencia imperativa ni jurídica> es necesario que se cree como máxima de cada pueblo la perseverancia del ambiente(ergo la perseverancia propia, endógena), así se ve una doble relación derecho-humano y deber –humano. Es de vital importancia que la sociedad civil reciba concientización del ambiente y que sea materia obligatoria para la formación en todo nivel de la educación, todo esto con motivo de crear un axioma ciudadano y una sociedad civil capacitada para exigir su derecho y hacerlo valer también ellos mismos en la medida de sus posibilidades; la conciencia ciudadana puede encargarse solamente de una parte ínfima del problema, ya que el grado posible de contaminación del factor únicamente humano, es contemplable a nivel únicamente regional del entorno y no tiene por lo general repercusiones significativas fueras de la población indicada(salvo que se llevase a cabo de forma universal y homogénea). No te angusties <si la utopía acaba al despertar, en la vigilia podemos seguir trabajando para que sea más que un sueño>.

La conciencia ciudadana parte de una actitud cívica y no de la defensión propiamente dicha del derecho, pero si funciona como una especie de contra peso del mismo y de allí la particular creación de la exigencia moral. La conciencia resultante que tenga la sociedad de un determinado pueblo puedo inclinarse a la teoría de preservación endógena; la subsistencia propia de su salud y seguridad, la supervivencia futura de la especie y de la descendencia, concepción del ambiente como necesidad, como impulso para protección del ambiente.

También puede manifestarse de manera exógena: amor panteísta, semi-religioso al entorno, sentido de preservación del ambiente, sentimiento semejante al de nacionalismo o patriotismo, concepción del ambiente como algo inherente al ser o simple amor a lo natural. Se entiende que cualquiera de las dos posturas que tome una persona para la preservación del ambiente es útil desde la sociedad civil, ya que el objetivo siempre arroja el mismo resultado y revisten al derecho de una corteza protectora (un pueblo culturizado es insoslayable). También es justo mencionar que los derechos humanos deben ser incluidos en la pedagogía y de esta manera y resaltando la característica de interdependencia de los mismos hace significar que resguardar los derechos, resguardar el ambiente y resguardar la vida humana son ciertamente la misma cosa y la misma interdependencia.

-Luis Moya.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Daniela dice:

    Papi, el dinero es lo que mueve al mundo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s