Algunas concepciones sobre estado y política social.

La palabra democracia proviene de loa antiguos términos griegos demos (el pueblo) y kratia (regir, fuerza, potencia). Por lo que demos en conjunto con kratia crean la palabra griega demokratía que significa en español democracia, y se puede interpretar  literalmente, como el gobierno del pueblo o el poder de la gente o la fuerza del pueblo; por lo que cuando hablamos de democracia nos referimos al poder que tiene el pueblo, y esto no solo aplica al ejercicio de elegir un representante sino también al desenvolvimiento social de los individuos en sociedad, y mi pregunta es ¿realmente está premisa se está cumpliendo?,  ¿o solo queda como teoría?,  porque si nos vamos al contexto actual de modelo de gobierno, el que tiene más riqueza es quien tiene más poder, y viceversa, porque el poder también se traduce a riqueza.

Los altos gobernantes, los grandes empresarios, las grandes mentes, ellos por sus fortunas, ¿tendrán más democracia que el común denominador del pueblo venezolano? En lo que mí respecta, si, si la tienen, dado que nos hemos visto inmersos, en una sociedad en donde el que más tiene es a quien mejor se le escucha, el que más riqueza tiene es quien tiene más poder, en síntesis la democracia venezolana está debilitada, debilitada y a mi parece en peligro de extinción.

Y hablando de sociedad, ¿Venezuela en qué modelo de sociedad se encuentra?, es una pregunta que me ha dado muchas vueltas por la cabeza, dado a que no nos encontramos encasillado a un modelo específico, no somos totalmente keynesianos, ni totalmente laboristas, liberales, ni mucho menos democratizadores; desde mi perspectiva, vivimos en una sociedad ficticiamente mixta, mixta por obvias razones, tenemos características de varios enfoques y ficticia porque en teoría somos una cosas que en la práctica no, somos un poco laboristas, dado a que el gobiernos promueve políticas sociales de bienestar, vivimos en una sociedad estratificada, y de una u otra manera se busca proteger al trabajador y a la familia; también somos un poco keynesianos dado a que la satisfacción de las necesidades dependen de las tributaciones y el gasto público, pero no somos totalmente keynesianos porque el estado, los empresarios y los ciudadanos no toman un papel siquiera similar en la sociedad, y entre estos tres no existe realización de acuerdos sobre las medidas económicas, el gobierno es quien decide esto; tampoco somos totalmente neoliberales dado a que el gobierno, tomando el papel de estado busca a su manera el bienestar de los más desfavorecidos, pero existe una alta concentración de riqueza en unos pocos y un acceso precario al nivel de vida en la gran mayoría de los ciudadanos; en teoría somos democratizadores, dado a que, tenemos igualdad de trato, todos somos iguales, los ciudadanos tienen una intervención en asuntos políticos, y somos una sociedad equitativa, donde todos tenemos los mismos derechos y el mismo acceso a la satisfacción de nuestras necesidades, pero todo esto es un supuesto sin base. En pocas palabras, en práctica somos un tercio laborista, un tercio keynesiano y un tercio neoliberal; pero en teoría somos un cuarto laborista, un cuarto keynesiano, un cuarto neoliberal y un cuarto democratizador.

Aunque independientemente a que modelo de sociedad pertenezcamos o no, las funciones del estado seguirán siendo las mismas, pero, ¿Qué es el estado? Bueno, aunque en Venezuela sea lo mismo en práctica que gobierno, encuentro pertinente aclarar que una cosa es el estado y otra cosa es el gobierno, el gobierno es nuestro representante constitucional: el presidente, los gobernadores, alcaldes y figures afines; mientras que el estado es aquel ente que delimita, orienta y conduce el proceso de desarrollo de la sociedad a quien pertenece por medio de políticas sociales, y éstas deben estar orientadas al modelos de sociedad que se vallen a aplicar, con el fin de lograr un desarrollo social en la misma; el cual puede interpretarse como elevar la calidad y el nivel de vida de un grupo o de un individuo desfavorecido. Esto dependiendo del modelo de política social que se aplique, si se desea aplicar una política social focalizada, que es aquella que va dirigida a proteger a un individuo especifico con el fin de integrarlo a la sociedad elevando su nivel y calidad de vida, para que en un futuro obtenga independencia o cualquier otro fin que se plantee el estado; o una política social universalista, que es aquella que va dirigida a favorecer a toda la sociedad, sin distinción de clase o situación perteneciente, por un largo periodo de tiempo; esta decisión debe tomarse sabiamente dado a que ahí  estamos analizando el futuro de una nación.

Hay un debate existente entre las políticas sociales universalista versus las focalizadas, unos dicen que no es justo que favorezcan más a un individuo que a otro, otros dicen que tampoco es justo que los favorezcan a todos por igual, dado a que no todos necesitan ayuda y no existiría la equidad, para ello quisiera aclarar estos estos términos: igualdad, equidad y justicia; la igualdad es darle a todos, sin distinción ni favorecimiento de clases, independientemente le sea necesario o no, la equidad es darle a cada uno lo que se merece o lo que necesite, y la justicia es reconocer lo que le corresponde a una persona por sus méritos y valores. Realmente en lo que a mí respecta, no es justo brindarle apoyo  a todos por igual, dado a que no todos tienes las mismas necesidades, ni las mismas oportunidades, y no sería equitativo la repartición de los bienes del estado, que al fin y al cabo nos pertenecen a todos, y por ende, todos tenemos derecho de reclamarlos.

En mi opinión general, el estado y el gobierno no deben de ser ejercidos por la misma institución, debemos definir mejor nuestro modelo de sociedad para poder ejercer mejor las políticas sociales, y estas políticas sociales deben ir orientadas en función de los ideales de justicia y equidad; los ciudadanos deben ser merecedores de sus derechos establecidos, con esto quiero decir, que debemos de ganarnos los beneficios que por derecho nos corresponden, el individuo en capacidad de producir un beneficio para su sociedad, debe hacerlo, es una cuestión de moral y ética, para exigir hay que dar, solo estoy de acuerdo que se le dé a quien realmente le sea demostrado que éste incapacitado para sustentarse por si mismo.

 

 

 

-Nehyza Bello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s